La inseguridad en Santa Fe no da tregua. Una pizzería ubicada en el microcentro de la ciudad de Santa Fe fue blanco de la delincuencia dos veces en 72 horas. Se llevaron mercadería, dinero en efectivo, una notebook y un celular. “No se puede vivir así”, aseguró el propietario del local comercial que abrió sus puertas hace menos de cuatro meses.

El último hecho de inseguridad ocurrió durante la madrugada del lunes en inmediaciones de 9 de Julio y La Rioja, en pleno microcentro de la capital de la provincia.

Según el relato de Agustín, dueño del comercio, los ladrones ingresaron por el patio del inmueble, a través de un tapial que conecta con un edificio en construcción. “Con un palo enorme que sacaron de la construcción, me reventaron las rejas y me dieron vuelta el local”, explicó el hombre en diálogo con el móvil de AIRE.

 

El primer robo había sido durante la madrugada del viernes. Sin embargo, en esta oportunidad los delincuentes también vandalizaron el interior del negocio. “No solo robaron dinero y algunos elementos, sino que además hicieron daño porque tiraron comida al suelo a propósito”, indicó Agustín.

 

El local gastronómico abrió sus puertas hace menos de cuatro meses y los reiterados hechos de inseguridad obliga a comenzar casi desde cero otra vez. “No llegas a recuperar un porcentaje mínimo de la inversión que ya tenés que volver a comprar rejas, mercadería y otros elementos para poder trabajar”, agregó.

 

“Me voy a dormir todos los días pensando en si me van a entrar a robar de nuevo. No puedo llevarme todos los días a mi casa el televisor, la computadora o el celular. No se puede vivir así”, concluyó.