Con una inversión de $50 millones, está próximo a ponerse en marcha el Centro Experimental de Investigación, Desarrollo y Extensión para la producción de Cannabis y la obtención de aceites medicinales en la localidad de Monte Vera. La entidad, gestionada por la Provincia, el INTA y el LIF, apunta a poner a Santa Fe a la vanguardia nacional en esta producción de fuerte crecimiento en el mundo.

“En poco tiempo vamos a tener un centro de investigación y producción de cannabis medicinal de altos estándares mundiales, que nos posicionará en un lugar de privilegio”, anunció Eliana Eberle, Subsecretaria de Proyectos de Innovación Productiva, a Ecos365, tras el lanzamiento de Cannábica, el primer encuentro profesional latinoamericano de la cadena de valor del sector que se realizará en Rosario.

Dicho centro modelo se emplaza en Monte Vera y trabajará con tres cultivos diferentes: uno exterior, uno indoor y otro bajo cubierta en invernadero. “Apostamos a contar con la última tecnología disponible en la materia para brindar herramientas a actores de la cadena, interrelacionarlos y capacitarlos”, manifestó Eberle. Añadió que la idea es que el centro también sea receptivo, aprovechando todo el know how generado en estos años por múltiples organizaciones, que ahora cuentan con respaldo legal para ejercer esta tarea.

Respecto al funcionamiento del mismo, comentó que el centro producirá con asistencia del INTA y hará pruebas de extracción y análisis para alcanzar un aceite de cannabis aprobado por el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF). Este último a fines del año pasado presentó el primer lote de su producción de aceite de cannabis medicinal, destinado a pacientes que padecen de epilepsia refractaria y son atendidos por el sistema de salud público.

“Esto se suma al enorme potencial biotecnológico, agronómico, metalúrgico e industrial de la Provincia, que con pocos ajustes puede sumarse a este sector de enorme potencial”, dijo y añadió que la legislación nacional recientemente sancionada (falta su reglamentación) colocará a la Argentina en igualdad de condiciones con países vecinos que ya venían trabajando en el tema.

“En Santa Fe están las condiciones dadas para ser el corazón productivo del cannabis medicinal”, afirmó. Para dimensionar el volumen del negocio, se estima que en los próximos años alcance los u$s4.500 millones en Latinoamérica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.