Las fuerzas de seguridad descubrieron a una mujer de 53 años secuestrada desde 2011 y probablemente torturada en el noroeste de Francia, y detuvieron a su marido de 55 años, indicó una fuente policial.

Los agentes que acudieron a la vivienda encontraron a la víctima encerrada en una habitación y en condiciones terribles: desnuda, desnutrida, con la cabeza rapada y signos de antiguas fracturas en las extremidades, por lo que fue hospitalizada.

La Policía detuvo al hombre y lo dejó bajo custodia. La pareja sería de nacionalidad alemana y se encontraba en la ciudad francesa de Forbach, situada junto a la frontera de Francia con Alemania.

Los primeros indicios apuntan a que la mujer fue probablemente torturada, según la fuente policial. En el piso de la pareja se encontró una cama de tortura, según RMC.

Las autoridades francesas fueron alertadas por la Policía alemana, que recibió una llamada de auxilio de la víctima cuando esta pudo tener acceso a un teléfono móvil en la noche del domingo, indicaron fuentes policiales a medios locales.

La Fiscalía abrió una investigación por secuestro, violación agravada y actos de tortura y barbarie.